Efesios 6:5-8

Los siervos, obedeced a los señores según la carne, con temor y temblor, con sinceridad de corazón, como a Cristo;

no sirviendo al ojo, como los que procuran agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo la voluntad de Dios desde lo íntimo del ser.

Servid con buena voluntad, como al Señor, y no a los hombres;

sabiendo que cada uno, según lo bueno que haga, esto obtendrá del Señor, sea esclavo o sea libre.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Ef 6.5–8). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.