2 Pedro 3:7

7 Pero los cielos y la tierra de ahora quedan reservados° por la misma Palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

° Lit. habiendo sido atesorados.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (2 P 3.7). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.