2 Pedro 3:8-9

8 Pero amados, no ignoréis esto: que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

9 El Señor no retarda la promesa, como algunos la consideran tardanza, sino que es paciente hacia° vosotros,° no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

° El TR registra para con.

° El TR siguiendo MÜ registra nosotros.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (2 P 3.8–9). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.