Filipenses 2:25-27

25 Sin embargo, consideré necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, y vuestro mensajero,° y ministrador° de mi necesidad,

26 puesto que estaba anhelándoos a todos vosotros y afligido porque oísteis que él había enfermado.

27 Y ciertamente estuvo enfermo, a las puertas de la muerte, pero Dios tuvo misericordia de él, y no sólo de él, sino también de mí, para no tener tristeza sobre tristeza.

° Es decir, enviado.

° Lit. servidor en el culto.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Flp 2.25–27). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.