1. Partícipes de la naturaleza divina (La Granja 2016)

1 Simeón° Pedro, un siervo y apóstol de Jesucristo, a los que por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, han alcanzado una fe igualmente preciosa que la nuestra:
2 Gracia y paz os sean multiplicadas, en el pleno conocimiento de Dios y de Jesús, nuestro Señor.

3 Por cuanto todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido concedidas por su divino poder, mediante el conocimiento pleno del que nos llamó por sus gloriosas proezas,°
4 por medio de las cuales nos ha dado° preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegarais a ser consubstanciales° con la naturaleza divina; habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia,
Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (2 P 1.1–4). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.