UN RESUMEN DE LA ACTIVIDAD DE LA OPOSICIÓN

“Sobornaron además contra ellos a los consejeros para frustrar sus propósitos, todo el tiempo de Ciro rey de Persia y hasta el reinado de Darío rey de Persia. Y en el reinado de Asuero, en el principio de su reinado, escribieron acusaciones contra los habitantes de Judá y de Jerusalén. También en días de Artajerjes…” (Esdras 4:5, 6).
A simple vista parece que lo que sigue es una lista de las maniobras del enemigo para parar la obra en tiempos de Ciro, pero el escritor sagrado ha tenido a bien darnos un resumen de toda la oposición durante setenta años, desde tiempos de Ciro (536 a. C), pasando por Cambises (530-522), Darío (521-486), el reinado de Asuero (486) y luego Artajerjes. “Los días de Artajerjes” comenzaron en el año 464. La lista incluye la oposición desde Zorobabel hasta el tiempo de Esdras. Vemos que era continuo e intenso y con muy mala motivación. Los judíos habían vuelto de la cautividad para sufrir otra clase de sufrimientos, una larga prueba de su fe en Dios y en la palabra de sus profetas.
Aquí va la lista:
En tiempos del rey Ciro los enemigos ofrecieron colaborar en la reconstrucción del Templo (4:2).
Al ser rechazados, estos enemigos intimidaron y atemorizaron al pueblo de Judá (4:4).
Sobornaron agentes para frustrar la obra de la reconstrucción del Templo (4:5) lo cual condujo a la obra parada durante 16 años (4:24).
Cuando reanudaron las obras, el gobernador escribió una carta al rey Darío (5:7) pidiendo instrucciones y este contestó permitiendo las obras (5:21).
Los enemigos presentaron denuncias legales al rey Asuero (4:6).
El rey Artajerjes promulgó una orden oficial para hacer cesar la obra de las murallas y la reconstrucción de la ciudad de Jerusalén (4:7-23).
Vemos en esta relación que los enemigos frustraron el propósito de los judíos por medios legales todos los días de Ciro rey de Persia (4:5) and consiguieron parar la obra (4:24) “hasta el año segundo del reinado de Darío rey de Persia”. Los versículos 6-23 forman un paréntesis para explicar todos los intentos legales de frustrar la obra durante los reinados de Cambises, Darío, Asuero y Artajerjes. Esdras, el que está relatando la historia de la reconstrucción del Templo, de la ciudad de Jerusalén, y de las murallas, ha incluido todo, con los documentos oficiales también, para que comprendamos lo difícil que fue por los judíos una vez vueltos a su tierra.
El diablo siempre ha hecho todo lo posible para estorbar el avance del reino de Dios, muchas veces usando la ley para conseguirlo. Sigue siendo el caso hoy día. Si leemos las noticias de Puestas Abiertas, las peticiones por la iglesia perseguida a menudo tienen que ver con gobiernos, leyes, el sistema legal, abogados y prisiones, de las injusticias legales cometidos contra los creyentes y la obra de Dios. Contra estas fuerzas del mundo está la oración, la intervención sobrenatural de Dios, su Palabra y sus profetas. Cuando la obra del Templo fue parada Dios envió profetas. ¿Qué puede hacer un profeta de Dios contra todo un imperio? Ya lo veremos.